La histoire de "El gran soñador"

Una experiencia saltimbanqui - por Mario Litwin

Get Adobe Flash player

-  Mario Litwin  -

 Mario Litwin  es pianista, compositor y director de orquesta. Compuso en 1973 la música de "El gran soñador".

   

  

 Vive en Francia desde 1974 donde se desempeña como compositor de música para el teatro, el cine y la televisión. 


  Escribe frecuentemente artículos sobre el tema y ha publicado un libro : « Le film et sa musique »



 La primera en partir es Leonor en diciembre. Unas semanas mas tarde, el Fondo de las Artes nos recompensa con el premio de la mejor obra teatral del año 73. El 5 de enero Hector parte hacia Madrid y el 9 lo hago yo. El grupo definitivo es constituído por Hector Malamud, Alberto Rusjan, actor y regiseur y yo. En todo el periplo Leonor llevó con ella a su hija Mariana.

La aventura española comieza mal : Al bajar de avión me entero que Alberto tuvo un accidente, atropellado por un coche, sufre fracturas en las dos piernas, lo que lo inmobilizó durante varias semanas sobre una silla de ruedas.

  En esas condiciones fueron realizadas las representaciones en el "Teatro Español" de Madrid y posteriormente en el "María Guerrero". Pero el público español acoge mal la obra, Charles Chaplin es practicamente desconocido. Por otra parte en esa época en España una obra de teatro en la que no se habla es inconcebible. En 1974 el teatro español (como así también el teatro francés) es hablado hasta por los codos y la obra es catalogada rápidamente como « pantomima » lo que es considerado como un arte menor (inclusive en Francia, la patria de Marcel Marceau). En la España de Franco, el humor de Chaplin es considerado por el pùblico como payasesco, para niños en etapa pre-oral.

 Solamente un público joven, intelectual y marginal se interesa a ese tipo de expresion y ese público, en la España de la época, se encontraba solo en Barcelona.

 Rapidamente, nos damos cuenta que el público argentino está avanzado varios años con respecto a su época. « El gran soñador » es una obra sino revolucionaria, al menos original que utiliza un lenguage no gestual. No es « pantomima » sino una obra que no necesita palabras porque el desarrollo visual explica todo. Además, contrariamente a la pantomima, los personajes trabajan realmente con los objetos que utilizan, en lugar de hacer gestos en el aire.

 La temporada madrileña es catastrófica. Afortunadamente un representante español nos propone una gira en el norte de España, alquilamos una camio- neta y con los decorados reducidos al mínimo hacemos varias representa- ciones delante de públicos que apreciaban sin entusiasmo, y sobre todo sin comprender.

 Diferente fué la temporada en Barcelona, el teatro Capsa era reputado por acoger un público de estudiantes, ávido de novedades y bastante crítico con respecto a la realidad socio-política española. Pero dos representaciones diarias en pleno verano européo, frente a un público que se instalaba en la pullman porque era mas barato, dejando la platea vacía, hacía muy difícil la taréa.

                                                                                            Pag 4 : La llegada a Paris


El ridiculo no es probleme. El ùnico problema es la duda. - Molière     
No nos gustan esos creadores que se satisfasent rapidamente con poca cosa. - Daniel Baremboim.   

Search

Login Form

Categories

Lorem ipsum dolor sit amet. Nam sit amet sem. Mauris a ante.