La histoire de "El gran soñador"

Una experiencia saltimbanqui - por Mario Litwin

Get Adobe Flash player

-  Mario Litwin  -

 Mario Litwin  es pianista, compositor y director de orquesta. Compuso en 1973 la música de "El gran soñador".

   

  

 Vive en Francia desde 1974 donde se desempeña como compositor de música para el teatro, el cine y la televisión. 


  Escribe frecuentemente artículos sobre el tema y ha publicado un libro : « Le film et sa musique »



 Como de costumbre, la primera en llegar fue Leonor, la mas emprendedora del grupo, ella fue nuestra embajadora en Paris, además era la ùnica que hablaba francés.

 Acompañada de Hector, hizo los primeros contactos con dos personas que se revelaron ser personajes clave para nuestro porvenir: Maurice Alezra, empresario y propietario del café teatro « La vieille grille » y Jerôme Savari, director del «Magic Circus» troupe de teatro de gran éxito en la época.

 Gracias a la intervención de Jerôme Savari comenzamos una temporada de trasnoche en el «Théatre de la Porte San Martin ».


 Quiero en estas líneas revelar toda la verdad de nuestra situación durante todo nuestra historia. A Buenos Aires llegaban noticias haciendo creer que el mundo nos aclamaba, la verdad era muy diferente.


Théâtre de la Porte Saint Martin

 La situación económica era catastrófica, durante toda nuestra estadía en España y la primera época en Paris ganábamos lo justo para vivir y a veces menos, con épocas, muy cortas de recuperación. 

  La situación era precaria porque no gozábamos de la continuidad laboral necesaria par vivir correctamente. 

 En el « Théatre de la Porte San Martin » nuestra función comenzába después de la del Gran Magic Circus de Jerôme Savari, que en esa época repre- sentaba «Good by Mr Freud». 

 En el « Théatre de la Porte San Martin » nuestra función comenzába después de la del Gran Magic Circus de Jerôme Savari, que en esa época repre- sentaba «Good by Mr Freud». 

 El Magic Circus gozaba de mucho éxito en la época, llenando el teatro de 800 localidades. 

 Al terminar su función los actores invitaban al público a asistir gratuitamente a nuestra pieza. 

 De esta manera podíamos gozar del numeroso público ya presente en la sala.


La sala y el escenario del "Théâtre de la porte Saint Martin"

   El boulevard Saint Martin y la famosa puerta que da su nombre al teatro

 Nuestra remuneración era obtenida por un medio singular. 

Los actores del Gran Magic Circus, al final de nuestra representación, «pasaban el sombrero» (una costumbre muy difundida en Francia en la época) para nosotros. 

  Las sumas así obtenidas podían ser a veces mas importantes que un cachet normal. Si bien no eran enormes pero por lo menos nos permitía sobrevivir.  


 A una de nuestras funciones asistió un periodista cheko refugiado Francia, que era representante de Artistas, Peter Bu, nos propone formar parte de sus elencos y hacer giras.

 Al mismo tiempo, Maurice Alezra nos propone unas dos semanas de ac tuación a bordo del paquebote «Mermoz» por el Mediterráneo.

                                                                Pag 5 : La gira en el Mediterráneo y Mar del Norte


Search

Login Form

Categories

Lorem ipsum dolor sit amet. Nam sit amet sem. Mauris a ante.